Lixuri es un pueblo de Cefalonia. Cuando allí estuvimos con el barco, hace 20 años,  era  pequeño; un pequeño pueblo de Cefalonia. Creo que éramos el único velero del puerto.

    Lo bueno de Grecia, lo malo para algunos neoliberales, es que cambia poco. Estuve hace 2 años y todo era perfectamente reconocible.

 
l: 38ª 11,8′ N  y L: 020ª 26,4′ E

  Eos nos hizo un regalo, con sus divinos dedos; de rosa. Las montañas estaban nevadas y había dejado de llover. Nos animamos a caminar.
lixouri.jpg.Antiguo derrotero griego: Lixuri.

   Aquellos fueron los primeros paseos por Grecia, paseos rurales que nos ofrecían un mundo lleno de olivos y burros. Una imagen que se clavó en nuestra retina como los recuerdos infantiles; indelebles. El campo olía a mil cosas, buenas y malas; cosas del campo. Olía a hierba mojada, la que pisaban nuestros pies. Olía a ovejas, las que pastaban a lo lejos; muy empeñadas en producir excrementos, que también  pisaban nuestros pies.
   Cuando cayó la tarde, el pastor y sus ovejas se dirigieron hacia Lixuri, entre balidos y campaneos; nos cruzamos. Decidimos desandar el camino, tras ellos. El perro nos miró con desconfianza.
   Seguimos por las calles de Lixuri a aquella ruidosa y olorosa comparsa hasta llegar a una casa. Tenía un rotulo en la fachada algo descolorido.

Kre-o-po-li-o….Carniceria.
Abrió el carni-pastor la puerta y entraron todas contentas , las infelices,  perseguidas por el perro que les mordía las patas. Se arrebujaron en una esquina bajo un cartel; muy  descriptivo.

   No se organizó ninguna matanza de Texas, horrorizado lector, solo las encerró allí para pasar la noche. En su redil, aprisco, última morada. ¡los corderos durmiendo en la carniceria, bajo los retratos de sus antepasados!
Las chuletas…. soberbias.
Share: