En 1982, en el Teatro Superstar en Atenas, Manos Hatzidakis era el director y co-autor de un espectáculo musical titulado “Pornografía”; quizás lo apropiado sería traducirlo por “obscenidad”. El espectáculo contó con la participación de cantantes, actores, bailarines y una pequeña orquesta. La representación, de la cual no he podido ver ningún documento filmado, no tuvo mucho éxito, pero nos dejó un disco, Pornografía, cuya canción principal escuché por primera vez hace muchos años y que me dejó fascinada, aún cuando no entendía muy bien la letra.

El mismo M. Hatzidakis escribió en su contraportada:

La pornografía es el sustituto de la comunicación erótica y por extensión, el sustituto de la comunicación humana. El sustituto de las palabras y pensamientos. El sustituto de la verdad.
La pornografía es la falsificación de las palabras y pensamientos. La falsificación de la verdad. Los documentos de identidad falsos de toda verdad.
Producen pornografía los partidos políticos y sus desfiles; que se consideran a si mismos “progresistas”, que se apropian de forma arbitraria y  arrogante de todos los cambios históricos y corroen con artes fraudulentas el sentido común y la lógica….
La pornografía es el ayatolá Jomeini, la enfermedad de nuestro tiempo, la creación de un campo de desesperados sin límites, que comienza en las llanuras de Brezhnev, Ceausescu y de Jaruzelski, sigue por la tierra de los desafortunados, se ahoga en la sangre de Gaddafi y Jomeini y se impacienta por conseguir las pampas de Pinochet y Videla.
La pornografía es también el asesinato de la mirada inocente de miles de niños, el horror de nuestro mundo, nuestra falta de sensibilidad de gente bien alimentada, hacia el sufrimiento de quienes nos rodean. Y todo esto en nombre del cambio y el futuro …
 
Solo habría que cambiar algunos nombres propios para que la canción fuera de total actualidad ¿No creeis?

Pornografía. Ya he dicho que esta canción es para mí una vieja conocida, la tenía en una cinta grabada de la radio griega. Lo que más me interesó, aparte de su título, fue que conjugaba el verbo “ Pornografiar”; πορνογραφούμε (pornografiamos); lo cual otorgaba, para mí, una fuerza mayor a la letra.

Pornografia M. Hadjidakis
 


Πορνογραφία σημαίνει συνουσία,
συνωμοσία στο φως των αστεριών
για την Ευρώπη μα και για την Ασία
πορνογραφούμε στα μάτια των παιδιών.
Μέσ’ το κόσμο χάνομαι
κι απ’ τα πάθη μου πιάνομαι.
Δίνω σώμα, δίνω φως,
μα πεθαίνω σοφός.
Πορνογραφία σημαίνει συνουσία,
συνωμοσία στο φως των αστεριών.
Για την Ευρώπη μα και για την Ασία
πορνογραφούμε στα μάτια των παιδιών.
Μέσ’ το κόσμο χάνομαι και
απ’ τα πάθη μου πιάνομαι.
Δίνω σώμα, δίνω φως,
μα πεθαίνω σοφός.
Πορνογραφία σημαίνει ανταρσία,
απελπισία, σκοτάδι και μαγεία.
Πορνογραφία σημαίνει στην ουσία
φωτογραφία σημάδι των καιρών.
Pornografía significa copular,
conjurar la luz de las estrellas
No solo en Europa, sino también en Asia
(hacemos actos obscenos) ”pornografiamos”  ante los ojos de los niños.

Me pierdo en el mundo
y me agarro al sufrimiento.
Entrego mi cuerpo, mi luz

pero muero sabio.
Pornografía significa copular,
conjurar la luz de las estrellas
No solo en Europa, sino también en Asia
“pornografiamos” ante los ojos de los niños.

Me pierdo en el mundo
y me agarro al sufrimiento.
Entrego mi cuerpo, mi luz

pero muero sabio.
Pornografía significa rebelión,
desesperación, oscuridad y hechicería.
Pornografía significa en esencia
la fotografía  de la marca de los tiempos.

Pero para fuerza la de Maria Farantouri cantando esta misma canción. La grabación es antigua, pierde calidad, pero no su voz.

Pornografía M. Fandouri

Y para acabar de demostrar que Manos Hatzidakis es de total vigencia, os dejo con este trozo de la banda sonora de America America ; su música acompañada de algunos fotogramas de la película de Elia Kazan El vals de los sueños perdidos. Tristemente actual

Share: